22 de junio de 2014

NOS DIERON SU CONFIANZA: UNIFAMILIARES APLICADOS

Hay clientes que se aprenden bien el guión. Se estudian el proyecto meticulosamente, ilusionados, y quieren contribuir y corroborar cada detalle de su ejecución. Hay clientes que aprovechan el desembarco paisajista en sus jardines para hacer un paréntesis en sus trabajos y fundirse en nuestro ambiente, hacer un tratado de botánica express por internet e incluso proponer avances tecnológicos sin experimentar. Si pueden, se quedan en casa para "estar pendientes", y si tienen que volver a su trabajo regresan cuanto antes a casa para revisar las últimas novedades, permanecen on-line con un constante goteo de mensajes y fotos y mandan por la noche mails con las conclusiones del día.

Hay clientes que nos dan la confianza y además nos la piden, para involucrarse, para participar. Porque, realmente, ¿qué mejor que preparar, elegir a un equipo de profesionales, y participar de las decisiones sobre el jardín que él y solo él va a disfrutar en adelante con los suyos?

En Liquidambar creemos que los jardines deben ser intemporales, un buen jardín es un proyecto de vida, por eso es tan importante la confianza, por eso nos encanta que nuestros clientes participen, pregunten, nos agradezcan. Por eso,  antes de empezar cada obra, miramos a la cara y preguntamos: confías en mi?